Este equipo inventó un bioplástico ¡que se degrada en 3 meses!

Este equipo inventó un bioplástico ¡que se degrada en 3 meses!

Es obvio que debemos dejar de usar plásticos a base de petróleo…

Pero, ¿cómo vamos hacerlo si no hay alternativas mejores?

Hay muchos equipos distintos trabajando en formas de solucionar este problema. Hoy voy a platicarte sobre uno de ellos.

Aprovechando las sobras

Un equipo de investigadores se dió cuenta de que la industria maderera está desperdiciando toneladas de un material que podría ser muy útil (más abajo te digo cuál es).

Muchas personas han intentado hacer algo similar, pero no lo han logrado. Sus bioplásticos fallan en áreas críticas, y no sirven para reemplazar a los plásticos actuales.

Pero parece ser que este equipo triunfó donde otros han fracasado.

Por fin lograron crear un proceso fácil y simple de seguir para generar plásticos a base de biomasa (recuerda qué es la biomasa leyendo un poco en este enlace).

¿Cómo lo hicieron?

Simplemente abrieron los ojos, y se dieron cuenta que las serrerías generan muchísimo polvo de madera, pero este ya no es aprovechado.

Este residuo parecía no tener valor, pero gracias a este proyecto, esto va cambiar.

Los investigadores están “aprovechando las sobras” para crear una mezcla especial con el polvo de madera.

Cuando lo combinan con un solvente, logran una mezcla altísima en contenido sólido y en viscosidad, la cual puede ser manipulado sin que se rompa (de forma muy, muy similar a los plásticos normales).

El resultado es un bioplástico viable y, mejor aún, ¡sustentable!

El ciclo de vida de este bioplástico

La ciencia sabe que no  basta con que un plástico tenga madera para que sea sustentable.

Al contrario. Deben tomarse en cuenta mil y un factores  como:

  • Cuanta energía utiliza para crearse
  • Si usa químicos tóxicos
  • Si libera contaminantes.
  • Cuánto tarda en degradarse

Y este nuevo bioplástico arrasa en todas estas pruebas.

Lo más sorprendente fue el test de biodegradibilidad.

Para probarlo hicieron lo siguiente:

Fabricaron hojas del bioplástico y las enterraron. Cada cierto tiempo las revisaban para conocer su estado.

Así se dieron cuenta que apenas después de 2 semanas, el material empezó a fracturarse.

Después de 3 meses, ¡ya se había degradado por completo!

Pero eso no es todo.

Además de biodegradarse, también es posible regresar el material a sus partes fundamentales usando un proceso físico.

Y esta es la verdadera belleza de este “bioplástico de madera”. Siempre puede aprovecharse de una forma u otra, ya sea degradándolo en la tierra, o reciclándolo en un ciclo circular.

Lo mejor de todo es que puede usarse en varias aplicaciones, desde películas finas para envolver alimentos, hasta en la manufactura de automóviles.

Siendo tan versátil y tan degradable, sería una sorpresa si no se posiciona como una alternativa fuerte a los plásticos normales.

El reto por venir

Ahora la dificultad es intentar predecir cuál será su verdadero impacto ambiental.

A pequeña escala, como usa las sobras de otros procesos, parece perfecto.

El problema es cuando tenga que adaptarse a gran escala. Los plásticos son tan usados en la vida diaria, que incluso este bioplástico superdegradable tendrá dificultades para satisfacer la demanda.

Seguramente no alcanzará el polvo que sobre en las serrerías, por lo que tendremos que considerar usar otras fuentes de madera.

Esto podría traer problemas a futuro para los bosques y sus ecosistemas, así que tenemos que tener cuidado.

Recuerda que todo, en exceso, es malo. Un vaso de agua nos quita la sed, un océano puede terminar por ahogarnos.

¡Comparte este artículo!