Microbios-batería para almacenar energía y secuestrar CO2

Microbios-batería para almacenar energía y secuestrar CO2

¿La clave? Dejar que los microbios hagan todo el trabajo.

Buz Barstow junto con Farshid Salimijazi ha creado soluciones teóricas y prometedoras que calculan la eficiencia de este nuevo método.

De llevarse a cabo, los microbios pudieran almacenar electricidad y dióxido de carbono con una eficiencia al menos 5 veces mayor que la de la fotosíntesis.

Soluciones como esta son indispensables para tener un futuro limpio y sustentable, pues aunque ya se ve venir el salto hacia las energías renovables, aún es necesario tener una capacidad de almacenamiento miles de veces mayor a la que tenemos hoy.

sistema de almacenamiento de baterías
Las baterías actuales aún son demasiado grandes, y a un gran costo.

Este tipo de tecnología es llamada producción electromicrobiótica, pues fusiona la biología y la electrónica para poder almacenar energía renovable (como la solar y la eólica) dentro de microbios bio-diseñados.

Dado que este proyecto sigue en etapa de investigación, aún se requiere más trabajo para determinar qué tipos de microbios serán los perfectos para el trabajo.

El equipo de investigadores comenta que como beneficio adicional, estos microbios pueden secuestrar dióxido de carbono de la atmósfera y convertirlo en un combustible de hidrocarburos.

Esto permitirá purificar el aire, almacenar energía eléctrica, y generar combustibles carbono neutrales, pues al ser usados únicamente liberarán el mismo CO2 que fue secuestrado para producirlos.

Cabe mencionar que si bien el ideal es tener tecnologías carbono positivas (que absorban más CO2 del que producen), hoy por hoy no estaría nada mal contar con avances carbono neutrales.

De hecho, la neutralidad de carbono ya sería una enorme mejora comparada a nuestro modelo actual, donde seguimos liberando más CO2 del que la naturaleza es capaz de asimilar.

Al fin y al cabo, este es un paso (de muchos que debemos dar) hacia una sociedad completamente sustentable. 

Como tal, el avance es paulatino pero constante, por lo que se resalta la importancia de apoyar el trabajo de estos científicos que buscan hacer del mundo un lugar mejor para vivir.

¡Comparte este artículo!