En este momento estás viendo Cómo hacer composta en un bote: Una composta minimalista

Cómo hacer composta en un bote: Una composta minimalista

Si tienes un huerto en casa, quieres ayudar al ambiente, aspiras a tener una vida zero waste, o todos los anteriores, entonces ya sabrás que la composta puede hacer mucho por ti.

Como esta actividad es tan importante en la vida de muchos ambientalistas, aquí en Actitud Verde ya te compartimos una guía para hacer composta en tu patiopero sabemos que a veces el espacio es un premium.

Por eso en esta ocasión te traemos una guía para que aprendas cómo hacer composta en un bote: Esta será más compacta, pero mantendrá todos los beneficios de una composta de mayor tamaño.

Y si no conoces sus ventajas, aquí puedes ver los beneficios de la composta.

¡Empecemos!

Materiales necesarios

  • Una cubeta
  • Taladro y brocas
  • Un recipiente para recolectar residuos, de mayor tamaño que la base de la cubeta
  • Residuos verdes
  • Residuos cafés

Composta en un bote, paso a paso

  1. Elige una cubeta. Te recomendamos que tenga una capacidad de mínimo 5 galones. El tamaño ayudará a evitar olores desagradables. El material de la cubeta es a tu elección, con el único requisito de que no sea poroso. Algunas sugerencias de materiales apropiados son de plástico, de metal, o de madera.
  2. Haz agujeros en el fondo del recipiente. Aquí es donde harás uso del taladro. Los agujeros deben tener un tamaño aproximado de 6 cm, y son importantes porque servirán de drenaje para tu composta. Si no lo haces, ¡se quedará estancada el agua y no queremos eso!
  3. Coloca un recipiente debajo de la cubeta. Esto es necesario para atrapar el líquido que saldrá por el drenaje que acabas de crear.
  4. Guarda tu bote de composta en un espacio seco.
  5. Agrega una capa de secos y luego orgánicos. Los secos suelen ser los residuos cafés, mientras que los orgánicos casi siempre son los residuos verdes. Recuerda que por “café y verde” no nos referimos a su color físico, sino a su contenido de carbono y nitrógeno. Puedes revisar esta lista de residuos comunes para saber en qué categoría cae cada uno.
  6. Agrega nuevas capas cuando te sea posible. Y cada que lo hagas, mueve los contenidos de la cubeta. Así agregarás oxígeno a tu composta, lo que acelerará el proceso.
  7. Procura tapar tu cubeta. Esto ayudará a que el proceso de compostaje sea más rápido, a mantener los olores contenidos, y a conservar el calor generado por tu composta. No la destapes seguido para evitar que se enfríe, el calor significa que está trabajando correctamente.

¡Comparte este artículo!