En este momento estás viendo ¿Agua de mar como refrigerante? Esta puede ser una alternativa al AC

¿Agua de mar como refrigerante? Esta puede ser una alternativa al AC

Estamos atorados en un ciclo vicioso.

Al menos en lo que a sistemas de refrigeración se refiere: El calentamiento global incrementa la temperatura del planeta, y nosotros para estar cómodos prendemos el aire acondicionado.

Como consecuencia, gastamos enormes cantidades de energía e impactamos negativamente en el ambiente.

Esto ocasiona que el calentamiento global empeore, y el ciclo se sigue repitiendo.

Una opción para aliviar esta problemática es la que están estudiando en el Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados.

En su más reciente publicación evaluaron los pros y contras de utilizar agua de mar como una solución alternativa a los sistemas de refrigeración.

Pongamos en contexto la situación actual:

La refrigeración de espacios consume el 37% de la energía utilizada en edificios, y este porcentaje sigue incrementando.

Además, aún hay muchas personas que aún no tienen su propia unidad de aire acondicionado, por lo que se espera que con los años la energía utilizada para refrigerar espacios crezca exorbitantemente.

Gráfica que muestra la proyección de unidades de aire acondicionado que habrá en 2050. Crecerá hasta en 3 veces la cantidad que hay a día de hoy.
En 30 años habrá el triple de unidades de aire acondicionado

Comparado con los sistemas normales de aire acondicionado, la propuesta de refrigeración usando agua marina utiliza mucha menos energía.

Veamos cómo funciona.

“Aires acondicionados” con agua marina

La principal ventaja es su bajo consumo de energía.

Por eso, el estudio publicado comenta que el mayor potencial para este sistema es en pequeñas islas en regiones tropicales. 

¿A qué se debe esto? 

La principal razón es que se combinan los siguientes factores:

  • Poca distancia de la costa al océano profundo.
  • Altos costos de electricidad.
  • Temperaturas promedio cálidas.

Este es el ecosistema perfecto para un sistema de refrigeración con agua marina, porque su costo de operación es un 48% menor que las tecnologías convencionales.

1 metro cúbico de agua marina puede proveer la misma cantidad de energía refrigerante que 21 aerogeneradores, o 68 campos de fútbol americano llenos de paneles solares.

Otras ventajas que deben mencionarse es que este sistema es una fuente confiable de refrigeración no intermitente. Por lo tanto disminuye la cantidad de gases de efecto invernadero liberados y el agua potable consumida por sistemas tradicionales.

Si bien esto suena increíble, toda tecnología tiene sus desventajas.

En el caso de estos sistemas de refrigeración una gran desventaja es su alto coste de inversión inicial. 

Su precio será amortiguado a la larga con los ahorros en gastos de operación, pero necesitar de cantidades grandes de dinero para instalar el equipo permanece como un obstáculo en su adopción popular.

El equipo que realizó el estudio también advierte que el agua marina caliente debe tratarse con extremo cuidado para minimizar el impacto negativo en los ecosistemas costeros.

Aunque tenga sus retos, la refrigeración con agua marina es una tecnología sustentable e innovadora con gran potencial para ser usado en zonas tropicales.

¡Comparte esta noticia!