Increíble avance permite obtener agua desde el aire, utilizando el sol

Increíble avance permite obtener agua desde el aire, utilizando el sol

Un grupo de investigadores del MIT lograron incrementar la cantidad de agua que pueden extraer directamente del aire, incluso en regiones secas.

Este sistema no es completamente nuevo, sino que es una versión mejorada de un prototipo que el mismo equipo hizo en el 2017.

El avance logrado hace que esta forma de extraer agua sea cada vez más viable para usarse en regiones remotas, donde el acceso al agua y la electricidad es limitado.

¿Cómo funciona?

El dispositivo creado utiliza las variaciones naturales de temperatura que se dan durante el día para extraer agua directamente desde el aire.

La clave es el material utilizado: Debe tener propiedades adsorbentes que le permiten recolectar agua en su superficie.

Cuando el sol entra en contacto con este material, lo calienta. Esto ocasiona que el líquido capturado se libere y sea condensado para su almacenamiento,

Para poder mejorar el prototipo anterior, el equipo de investigadores cambió de material adsorbente. En esta ocasión utilizaron zeolita, la cual, comparada con otros materiales propuestos, tiene las siguientes ventajas:

  • Está ampliamente disponible.
  • Es un material estable.
  • Su propiedad adsorbente permite extraer agua de forma eficiente utilizando un ciclo típico de día – noche.
  • Puede trabajar con una humedad de apenas el 20%

¿Cuánta agua produce?

El sistema actual tiene una capacidad de producir 0.8 litros de agua al día, por metro cuadrado.

Los investigadores comentan que si esto se mejora con una mejor selección de materiales y afinando el proceso, tiene un gran potencial para ser viable a gran escala.

Hoy ya está en proceso el desarrollo de materiales con una capacidad de adsorción hasta 5 veces mayor que la de la zeolita, lo que incrementaría proporcionalmente la cantidad de agua producida.

Así que aunque haga falta mayor investigación antes de poder utilizar este sistema a nivel comercial, es innegable que tiene un futuro prometedor.

Esperemos que pronto se superen sus limitaciones, para poder empezar a recolectar agua del aire a gran escala usando la energía que el sol nos regala.

¡Comparte este artículo!