Nueva súper enzima devora el plástico 6 veces más rápido que antes

Nueva súper enzima devora el plástico 6 veces más rápido que antes

La ciencia sigue creando nuevas soluciones a los problemas ambientales.

En esta ocasión crearon una súper enzima que puede descomponer el plástico 6 veces más rápido que su predecesora.

El equipo de científicos de la Universidad de Portsmouth rediseñaron la enzima PETasa. Como su nombre sugiere, esta es capaz de descomponer el PET, uno de los tipos de plásticos más populares.

De forma natural el PET tarda años en degradarse, pero la PETasa logra devolverlo a sus elementos básicos en cuestión de días.

La velocidad a la que estas enzimas descomponen el PET es un hito en el proyecto que busca utilizarlas para reducir la contaminación plástica.

Sin embargo, pese al gran éxito que este avance representa, los investigadores comentan que el proceso sigue siendo demasiado lento para ser comercialmente viable, por lo que es indispensable profundizar en la investigación.

Si este ritmo de progreso continúa, podríamos pronto empezar a utilizar enzimas para reciclar plástico sin tener que gastar energía y materia prima para hacer nuevo PET.

¿Cómo está compuesta la súper enzima?

La PETasa ya era utilizada para descomponer plástico, pero a un ritmo menor que el recién alcanzado.

Para aumentar la velocidad de reacción, los investigadores primero hicieron trabajar juntas a la PETasa y la METHasa. La primera descompone al PET, y la segundo deshace los compuestos que se generan.

Así, en conjunto, la descomposición es dos veces más rápida. 

Pero el mayor aumento de velocidad se dió cuando lograron combinarlas, creando una única “súper enzima”, en lugar de dos enzimas diferentes trabajando en conjunto.

Las velocidades alcanzadas se resumen de la siguiente manera:

  • PETasa – Velocidad base
  • PETasa + METHasa – 2 veces más rápido que la PETasa
  • Súper enzima – 6 veces más rápido que la PETasa

Esta técnica ya era utilizada en la industria de los biocombustibles, pero es la primera vez que se combinan distintas enzimas con el objetivo de descomponer el plástico.

Solo queda esperar para ver qué nuevos avances nos depara el futuro.

¡Comparte este artículo!