En este momento estás viendo Usan cabello humano en la isla Mauricio para limpiar derrame de petróleo

Usan cabello humano en la isla Mauricio para limpiar derrame de petróleo

La isla Mauricio se encuentra en “estado de emergencia medioambiental” desde Julio.

El desastre fue ocasionado cuando el buque Panameño MV Wakashio encalló cerca de la costa este de Mauricio, derramando 1 000 toneladas de combustible.

Esto puso inmediatamente en riesgo al ecosistema paradisíaco del lugar, incluyendo arrecifes cercanos que llevaban quince años en rehabilitación.

Y si este derrame no fuera suficiente, el barco encallado corría el riesgo de romperse y liberar otras 2 500 toneladas de combustible, por lo que la situación se convirtió rápidamente en una carrera contra reloj.

Afortunadamente, la empresa dueña del buque se ha hecho responsable, y ha despachado un equipo de barcos y helicópteros que se están haciendo cargo de extraer el combustible que sigue almacenado, antes de que sea demasiado tarde.

Si bien esto soluciona el peligro latente de tener un derrame mayor, no hace nada para remediar los daños ocasionados por el petróleo que ya encontró su camino hasta el mar.

Para solucionar este problema, las autoridades de Mauricio y los isleños se han coordinado para limpiar el agua de una forma que puede parecer un tanto peculiar: Utilizando cabello humano.

Cabello como solución al derrame de petróleo

Una de las primeras personas a las que se les ocurrió utilizar el cabello para absorber los contaminantes del agua, fue al peluquero Phil McCrory, quien siguió en la televisión el derrame Exxon Valdezy observó cómo el pelaje de las nutrias marinas se llenaba de petróleo.

Él automáticamente lo relacionó con el cabello humano, y se cuestionó si sería posible utilizarlo para limpiar el mar, saturándolo de contaminantes para eliminarlos del agua.

Tras hacer un experimento en casa, comprobó su teoría. Esta misma fue validada por distintas instituciones, las cuales también pusieron a prueba esta forma de filtrar el agua, y demostraron su gran efectividad.

Esfuerzos locales para limpiar el agua con cabello

Como ya se ha comprobado que el cabello humano es un medio eficaz para eliminar contaminantes líquidos, los habitantes de la isla Mauricio están trabajando en conjunto para aplicar esta técnica a gran escala.

Se necesitan recolectar grandes cantidades de cabello, y para lograrlo, las peluquerías locales están haciendo descuentos en sus servicios, o incluso haciendo cortes de cabello gratuitos para que habitantes y turistas lo donen y apoyen la causa.

Quienes no son peluqueros, pero quieren contribuir a la limpieza de sus mares, están haciendo voluntariado para combinar el cabello con paja, caña, y plumas, formando dispositivos flotadores que son utilizados en operativos de limpieza.

Así, poco a poco, se están limpiando las aguas que rodean a la isla Mauricio. Todavía no se concluye esta campaña, pero con la colaboración de las autoridades, los habitantes, y diversas instituciones, se logrará controlar la propagación de los daños.

¡Comparte esta noticia!