Cómo hacer leche de avena paso a paso. Una receta fácil

Cómo hacer leche de avena paso a paso. Una receta fácil

No creo que haya una receta más fácil que la de leche de avena.

Son 5 ingredientes, y el procedimiento es prácticamente remojar y colar. 

En caso de que eso aún no te convenza, déjame decirte que el resultado es, además, súper rico. Con esta receta obtendrás una leche de avena ligera, dulce, y refrescante.

Por esto es ideal para usarla en tu cereal, o acompañando algún pan preparado con mermelada. ¡Ya se me antojó!

Yo originalmente encontré esta receta en el blog Danza de Fogonesy realmente no me ha fallado. Modifiqué las cantidades un poco porque mi paladar disfruta las cosas un poquitín más dulces, así que les comparto el resultado.

Esta es la primera entrada de varias que publicaremos para que aprendan a hacer varios tipos de leche vegetal, así pueden probarlas todas y quedarse con su favorita.

Datos Generales

  • Tiempo: 15 minutos (sin contar el tiempo de remojo de la avena)
  • 4 porciones de una taza, con 169 calorías cada una.

Ingredientes

  • 1 taza de hojuelas de avena
  • 8 dátiles sin hueso
  • 1 litro de agua
  • ¼ cucharadita de sal (para potenciar el sabor)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (esta es opcional, pero le da un rico toque)
  • Tela o colador muy fino (si bien no es un ingrediente, lo necesitaremos para colar)

Cómo preparar leche de avena paso a paso

Si recuerdas el aguachile de la semana pasada, comenté que me fascinan las recetas que son tan fáciles como deliciosas.

Hoy continuamos con ese pensamiento al preparar esta leche de avena. ¡Mira los pasos!

  1. Una noche antes de preparar esta receta, deja la avena remojando en agua. No tienes que usar todo el litro, lo que haremos es crear un concentrado de sabor, así que basta con que el agua cubra la avena.
  2. Después de al menos 6 horas en el agua (mucho mejor si dura toda la noche), cuela la avena y la ponemos en una licuadora junto con todos los demás ingredientes.
  3. Licúa la mezcla durante unos 2 minutos. Luego vacíala en un bowl o recipiente, y déjala reposar al menos 1 hora.
  4. Cuando haya reposado la leche, cuélala usando una tela (o un colador muy fino). Repite este paso 2 veces más, hasta que tu leche de avena quede libre de partículas, y se vea completamente líquida.

¡Todo listo!

¿A que no es lo más fácil del mundo?

Ya puedes probar tu leche de avena. Prepárate para sorprenderte con el gran sabor que tiene esta leche vegetal.

Disfrútala, y comparte con tus familiares y amigos.

¡Comparte esta receta!