Mega guía de casas sustentables: Conoce tu nuevo hogar

Mega guía de casas sustentables: Conoce tu nuevo hogar

Eres una persona con actitud verde. Todos los días pones tu granito de arena para apoyar al medio ambiente. ¿Qué tal si también empiezas a vivir en una casa sustentable?

Tener un estilo de vida con bajo impacto ambiental es resultado de la suma de muchas acciones pequeñas. Viajar menos en avión, tener una dieta a base de plantas, evitar el uso de desechables.

De la misma forma que puedes hacer cambios en tus costumbres, puedes modificar tu hogar para hacerlo más verde. 

¡Pero no nos adelantemos! Si aún no sabes lo que es una casa sustentable, dirígete inmediatamente a esta sección del post donde te lo explico.

Si ya conoces el concepto, quiero recalcar ya mismo que cualquier hogar puede ser sustentable. No necesitas cambiar de casa o reconstruirla para que sea verde.

Aunque si la situación lo permite también es válido recurrir con profesionales que utilicen su conocimiento y experiencia para diseñar y construir, desde cero, una casa sostenible.

Así que este tema puede verse desde dos puntos de vista:

El primero de ellos es a nivel profesional, donde ingenieros, diseñadores, y arquitectos unen fuerzas para construir el hogar perfecto para su cliente. 

Cuando estas casas son sustentables aprovechan los recursos locales, utilizan materiales adecuados, y cumplen con los requerimientos del cliente en estética y funcionamiento.

La segunda opción es que personas normales como tú y yo, siendo conscientes del impacto que tenemos en el planeta, nos informamos y tomamos acción por mano propia, transformando paulatinamente un edificio regular, en el mejor hogar de todos.

¡Viva el poder verde!

Queremos que te nos unas a este cambio y que juntos transformemos nuestras viviendas.

Por eso hoy te explicamos qué son las casas sustentables, cúales son sus beneficios, y cómo todos podemos tener un hogar verde.

¿Qué es una casa sustentable?

Son el hogar perfecto. ¿Siguiente pregunta?

Bueno, tal vez estoy un poco sesgado aquí, porque este tema me encanta.

¡Pero! Realmente creo que son el hogar perfecto, así que permíteme explicarte por qué:

Son eficientes energéticamente

Un hogar sustentable siempre utilizará menos energía que uno convencional.

Esto puede ser gracias a su diseño (como vemos en esta sección), pero también se puede lograr tomando acciones pasivas como el uso de electrodomésticos eficientes, y la instalación de un excelente aislamiento térmico. 

A esas técnicas se les conoce como pasivas porque no hacen un esfuerzo extra para cumplir su función: 

El aislamiento hace su trabajo simplemente existiendo, y los electrodomésticos serían utilizados aunque no sean eficientes, así que mejor conseguimos uno con menos energía haga más cosas, ¿No lo crees?

Así que resumiendo: Casa verde = Menos consumo de energía.

Además todos sabemos que la energía cuesta dinero y contamina (con algunas excepciones). Así que las casas eficientes no únicamente ayudan al planeta, ¡También ayudan a tu bolsillo!

Pero eso no es todo. Lograr que una casa sea realmente eficiente trae consigo muchos más beneficios. Te menciono solamente unos pocos para que te des una idea de lo excelentes que son:

  • Un gran aislamiento térmico (combinado con alguna otra técnica pasiva) elimina la necesidad de usar climatización artificial (salvo climas extremos), lo que obviamente ahorra energía, pero también genera una temperatura perfecta para vivir. Ni muy caliente ni muy frío, ni en invierno ni en verano.
  • El uso de luz natural es una técnica pasiva muy utilizada, la cual disminuye la necesidad de gastar energía en iluminación artificial.

Un beneficio oculto que se deriva de los dos anteriores es que el confort térmico y la luz natural tienen impactos positivos en la salud, y mejoran la productividad.

Hay una infinidad de aspectos positivos, pero no quiero dedicar todo el post a este tema, así que ¡avanzamos!

Usan materiales amigables con el ambiente, y con tu salud

Desde los cimientos hasta el aislamiento, una casa diseñada para ser sustentable cuida los materiales que utilizará al ser construida.

Algunas consideraciones a tomar en cuenta es el origen del material, si es fabricado de forma sustentable, y su calidad para cumplir con su trabajo. También es muy importante que sean buenos para tu salud, no liberen químicos dañinos, y tengan un precio competitivo.

Por ejemplo, si existe la opción, lo mejor es evitar el uso de concreto, ya que es un material que genera muchas emisiones de carbono al ser creado.

También es ideal buscar materiales fabricados en la región, para que no tengan que transportarse largas distancias, pues esto resulta más contaminante.

Pero la contaminación generada no es lo único que hay que cuidar.

Es muy importante analizar cada pieza de la casa como parte de un conjunto, en vez de verlo de forma aislada.

Así se puede lograr un impacto total menor. Por ejemplo, las ventanas dobles utilizan una capa extra de cristal, por lo que es más material y pudiera pensarse que son peores ya que consumen más recursos.

En realidad, seleccionar ese tipo de ventanas ayuda a que la casa se encuentre mejor aislada, por lo que se necesita menos el aire acondicionado. Es así como ciertos materiales que por sí solos pueden parecer malos, logran un beneficio mayor a lo largo de su ciclo de vida.

Utilizan estrategias pasivas

Hablamos un poco de este tema en la sección de eficiencia energética, pero hay muchas estrategias que aún no hemos mencionado.

La principal virtud de estos “trucos” es que logran el mismo objetivo que las estrategias activas, pero sin gastar energía.

Dependiendo de la estrategia aplicada, el objetivo es distinto: Mantener una buena calidad del aire, conseguir una temperatura cómoda, lograr suficiente iluminación para las actividades diarias.

Como puedes ver, cada una de estas estrategias pasivas disminuye la necesidad de instalar aparatos especializados como aires acondicionados, ventiladores, y muchos focos. En consecuencia, hacen que tu casa sea más sustentable. 

Pero… ¿cómo lo logran?

Tres técnicas pasivas para calentar una casa sustentable Ganancia directa, muro trombe, y conservatorio de calor
Estas son algunas técnicas usadas para calentar el hogar de forma pasiva

La respuesta está en que aprovechan al máximo los elementos de la naturaleza. Deja te pongo algunos ejemplos:

  • Gracias al correcto posicionamiento de ventanas, utilizan luz solar en vez de iluminación artificial (durante el día). 
  • El edificio está orientado de tal forma que aprovecha la radiación y la luz solar. Esto normalmente significa que los cuartos que ven mayor uso apuntan al sur en el hemisferio norte, y al norte en el hemisferio sur. Así tienen más horas de luz.
  • Tienen suficientes aperturas (ya sea con ventanas, puertas, o chimeneas) para que fluya el aire correctamente, lo que ayuda a mantener una temperatura cómoda, y además mejora la calidad del aire.

Cabe mencionar que la mayoría de estas estrategias dependen de la localización y el clima, pues no tiene las mismas necesidades una casa en el desierto que una donde cae nieve todo el año.

Las casas sustentables se adaptan a su entorno

¡Este punto es clave!

Los seres humanos somos la única especie que transforma nuestro entorno para que sea más cómodo vivir en él. Todos los demás animales viven según Darwin: El más apto sobrevive.

Las casas sustentables buscan hacer lo contrario. Son ellas las que se adaptan al entorno para poder aprovecharlo al máximo utilizando estrategias pasivas como las que te acabo de mencionar.

De esta forma utilizan la fuerza de su oponente en su propia contra. Es decir, aprovechan características del ambiente que al ojo inexperto pudieran parecer indeseables. Permíteme poner algunos ejemplos.

El desierto es un clima de extremos. Mucho calor en el día, y mucho frío en la noche. Para solucionarlo, las casas que se construyen en estos lugares suelen utilizar el adobe.

Este material tiene una masa térmica muy grande, lo que significa que tarda mucho tiempo en variar su temperatura. Por lo tanto, durante el día absorbe el intenso calor del desierto, manteniendo la casa fresca.

En la noche, cuando las temperaturas bajas, los muros empiezan a liberar ese calor, crean un clima cálido en el interior del hogar.

Viviendas en el desierto que ejemplifican cómo una casa sustentable se adapta a su entorno
Una casa de adobe aprovecha el clima desértico para tener una temperatura interior cómoda

Otro ejemplo son los iglús. Estas construcciones son características de los Inuits, y son casas literalmente hechas de nieve sólida.

Luchando fuego con fuego o, en este caso, hielo con hielo.

La clave con los iglús es su geometría y el material con el que están hechos. Estas casas normalmente se construyen en climas muy fríos, con mucho viento. 

Al ser una estructura esférica disminuye la superficie que está en contacto con los gélidos vientos, además de que minimiza los lugares por los que se puede escapar el calor interior.

Además, los bloques de nieve con los que se hacen estas construcciones son muy gruesos, así que funcionan como un aislante natural.

De esta forma, en climas donde la temperatura baja a -40 °C, una casa sustentable y adaptada a su entorno permite una temperatura interior de al menos 0 °C utilizando únicamente lámparas de aceite y calor humano.

Vivir en un iglú no es para vestirse en pantalones cortos, pero definitivamente es más cómodo que congelarse.

Claro que estos ejemplos son situaciones extremas, pero son perfectas para demostrar que con ingenio, todos podemos adaptar nuestra casa al ambiente en el que vivimos para hacerla más sustentable.

¿Es indispensable un diseño verde para tener una casa sustentable?

En corto: No.

Pero como todo en la vida, la realidad es un poco más complicada.

Definitivamente tener un diseño orientado a lograr una casa sustentable hace que sea mucho más fácil lograrlo, pues se toman decisiones que afectan este proceso desde antes de poner la primera piedra.

Ejemplos de estas decisiones son la orientación de la casa, la localización de las ventanas, la calidad del aislamiento térmico, e incluso si el techo debe o no sobresalir para otorgar sombra a las ventanas.

Aún así, nosotros somos fieles creyentes de que sobre todo, lo más importante es tener una Actitud Verde.

Si tu casa no fue construida con la sustentabilidad en mente, no te preocupes. Lee, infórmate de los cambios que puedes hacer para transformarla en la mejor versión de sí misma.

Y para aquellos que estén leyendo esto y en su situación es más lógico construir un nuevo hogar, les compartimos algunos de los acercamientos que pueden seguir para crear una casa sustentable. 

Esperemos que les sirvan de inspiración.

Fabric First

Estos diseños buscan maximizar el desempeño de los materiales que constituyen la envolvente del edificio.

 ¡Pausa!

Es importante que conozcas el concepto de envolvente. Si ya sabes a qué se refiere, puedes continuar leyendo más abajo. Si no, aquí te lo explico:

La envolvente de un edificio es la parte que se encuentra en contacto con el exterior. De forma general incluye a muros, ventanas, el techo, y el aislamiento térmico. Una buena envolvente protege al interior de la casa de las inclemencias del tiempo, tanto vientos como lluvia y temperaturas extremas.

Diagrama con las partes que conforman la envolvente: Cerramiento, aislamiento térmico, armadura, enlucido base, imprimación, revoco.
Partes que conforman la envolvente del edificio. Imagen de certicalia.com

¡Continuamos!

Tener una envolvente en óptimas condiciones significa que la casa es más eficiente en el uso de su energía, que depende menos de la climatización artificial, y que mantiene un ambiente cómodo para sus usuarios.

Para lograrlo, se busca lo siguiente:

  • Tener un edificio hermético (no tiene entradas ni salidas indeseadas de aire).
  • Usar un aislamiento térmico de máxima eficiencia.
  • Optimizar las ganancias solares.
  • Optimizar la ventilación natural.
  • Aprovechar la masa térmica del edificio.

Carbon Zero y Carbon Positive

Esta metodología se enfoca en eliminar las emisiones de carbono generadas por su operación.

De hecho, los diseños más extremos buscan ser carbono positivos. Es decir, absorben más dióxido de carbono que el que es producido al operarlos.

Esto se mide en periodos de un año, y se basa en todas las formas de energía que utiliza: Tanto eléctrica como térmica, dependiendo de la aplicación.

Para lograrlo, es muy importante ser lo más eficiente posible.

De hecho, una casa que es neutra en sus emisiones de carbono normalmente fue diseñada con una súper envolvente, así que estos dos estilos de diseño no son mutuamente exclusivos.

Sin embargo, por muy eficiente que sea un edificio, siempre necesita consumir algún tipo de energía para satisfacer las necesidades de sus usuarios.

Aquí es donde está la clave de estos diseños: Utilizan energía renovable.

Para saber todo sobre las energías renovables, te invitamos a leer este post que escribimos al respecto.

Si una casa desea ser carbono neutral, simplemente debe utilizar energía que provenga de fuentes limpias. Para dar el paso extra y ser carbón positivo, debe generar más energía de la que consume, y el exceso lo inyecta a la red eléctrica para que sea usado por otras personas.

Ejemplo de energía renovable instalada en una casa sustentable
Instalar más energías renovables marca la diferencia entre una casa neutral y una con emisiones de carbono positivas

Una casa sustentable “De la cuna a la cuna”

Si las casas carbono neutrales cuidan la energía, las casas diseñadas de la cuna a la cuna cuidan el ciclo de vida de los materiales.

Este tipo de diseño es más completo y más estricto que los ya mencionados.

Se llama de la cuna a la cuna porque analiza cada material utilizado en la construcción del edificio desde el momento en el que la materia prima es recolectada.

Toma en cuenta todo el ciclo de vida:

  1. Extracción de la materia prima
  2. Transporte 
  3. Manufactura del material
  4. Energía gastada en su instalación
  5. Tiempo de vida útil
  6. Energía gastada para retirar el material al finalizar su vida útil
  7. Transformar los materiales en nuevos productos, ya sea a través del reciclado, del upcycling, o cualquier otra técnica que reinicie el ciclo de vida.

Los últimos dos pasos son esenciales en un diseño de la cuna a la cuna, pues si no reiniciara el ciclo de vida de sus materiales, sería llamada de la cuna a la tumba.

En cambio, este tipo de diseño contempla que, eventualmente, los materiales “mueren”, así que desde el comienzo tiene planeado cómo serán utilizados al finalizar su vida útil.

Esta metodología puede ser aplicada a cualquier producto, no solo a las casas sustentables.

Si te llama la atención este tema, hay un libro buenísimo que explica el concepto a fondo y se llama (adivina)… De la cuna a la cuna.

Casa saludables (y sustentables)

La sustentabilidad no solo es ambiental, y el estándar de Casas Saludables lo sabe. Es por eso que busca crear hogares sanos para vivir, donde la calidad de vida de sus habitantes es primordial.

Todos los edificios cumplen con la misma función básica: Ponen un techo sobre nuestra cabeza, y son refugio en contra de las condiciones ambientales.

Pero, ¿por qué conformarse con eso si se puede lograr mucho más?

Con esto en mente, las casas saludables proponen lo siguiente:

  • Tener una fuente de calor que mantenga la casa al menos a 18 °C
  • Aislar correctamente techo y suelo
  • Ventilar adecuadamente el hogar, para evitar olores, humedad, y contaminación
  • Evitar activamente el exceso de humedad, pues esta ocasionará muchos problemas de mantenimiento y salud
  • Identificar las inflitraciones de aire y sellarlas

Diseño biofílico para una casa sustentable

Si te quieres sentir en cercanía con la naturaleza, los diseños biofílicos son para ti.

El objetivo de este tipo de arquitectura es conectar al habitante de un edificio con los elementos naturales que lo rodean.

¿No te parece fantástico? 

Los edificios en los que vivimos normalmente están llenos de elementos artificiales, y pueden generar una desconexión con nuestro planeta.

Pero los diseños biofílicos van en contra de esta tendencia. Te comparto 7 puntos clave de este tipo de casas sustentables:

  1. Un diseño biofílico crea ambientes saludables y felices.
  2. La biofilia no se trata solo de plantas. Incluye patrones encontrados en la naturaleza, luz natural, y experiencias sensoriales.
  3. Da una gran importancia a la luz natural, lo que mejora tu productividad y estado de ánimo.
  4. Puede utilizar cuerpos de agua para incrementar la sensación de cercanía a lo natural. Esto tiene beneficios en nuestra salud como disminución de la presión arterial y del ritmo cardiaco.
  5. Aprovechan la ventilación natural para estimular a los habitantes.
  6. Los diseños biofílicos son multisensoriales. Es común encontrar edificios de este tipo que estimulan a la vista, al tacto, el oído, y hasta el olfato.
  7. Es posible obtener ciertos beneficios simplemente imitando a la naturaleza. Claro que lo real siempre es preferible, pero se han obtenido reacciones positivas a pinturas y sonidos artificiales que se parecen a los verdaderos.

Cambios que puedes hacer en tu casa para volverla más sustentable

Si hasta ahora has leído el post completo, ya habrás identificado ciertos puntos que son clave para tener una casa sustentable. 

Recuerda que no necesitas una casa nueva para tener una vivienda sustentable. Si ya tienes tu propio hogar, prueba a transformarlo poco a poco seleccionando materiales que traigan un beneficio para el planeta.

Te comparto algunos ejemplos:

  • Siempre busca tener el mejor aislamiento térmico posible. Aquí entran ventanas, puertas, y el propio material aislante.
  • Si es momento de volver a pintar tus interiores, busca pintura que no tenga compuestos orgánicos volátiles, ya que estos empeoran la calidad del aire que respiras.
  • También puedes mejorar cuando pintes tu fachada. Te recomendamos que elijas pinturas con un alto índice de reflectancia solar. Esto disminuye la temperatura en el interior de tu hogar.
  • Siempre investiga antes de comprar: Tanto muebles como electrodomésticos están hechos de materiales que ciertas empresas procuran de forma más sustentable que otras. Puede ser un poco más de trabajo, pero tu salud y el ambiente te lo agradecerán.

A continuación explico un poco más a fondo, para que te sirva de guía:

Mejora el aislamiento térmico

Es vital si quieres la casa más sostenible que se pueda lograr.

La mejor parte es que esta técnica puede ser aplicada sin importar si es una casa nueva, o si ya tiene varias décadas de haber existido.

Tiene como beneficios una mayor eficiencia energética y un clima interior más cómodo para los ocupantes del edificio.

Existen muchas formas de mejorar la calidad de tu aislamiento térmico.

Investiga un poco y utiliza el que sea más adecuado para tus necesidades.

Técnicas solares pasivas

No todas las técnicas pasivas dependen del diseño original de tu hogar. Algunas modificaciones que le puedes hacer a tu casa son:

  • Cambiar ventanas sencillas por ventanas dobles. Esto ayuda a mantener el calor solar dentro del edificio, disminuyendo la necesidad de la calefacción artificial.
  • Si al contrario, quieres bajar la temperatura de tu casa, puedes construir un volado sobre ellas para que bloqueen los rayos solares en verano.
  • Pinta el techo de tu casa con pintura que tenga un alto índice reflejante. Esto ayudará a rechazar gran parte del calor que el sol te está regalando.
  • Si quieres luz natural, pero tus ventanas no son suficientes, no está todo perdido. Prueba a pintar el interior de tu hogar en colores claros, utiliza muebles con colores reflejantes, y coloca algún espejo. Todo esto ayuda a reflejar la luz solar que ya entra a tu casa.
Diagrama de vidrio doble, donde el aire entre los cristales disminuye la transferencia de calor, por lo que es una buena opción para una casa sustentable
Vidrio doble desglosado: El espacio lleno de aire entre cristales ayuda a que no se transfiera el calor de los rayos solares

Mejora la eficiencia energética

En esta categoría hay principalmente dos áreas que puedes atacar:

  1. Electrodomésticos
  2. Iluminación

Al hablar de electrodomésticos no es necesario que salgas ya mismo a cambiarlos, pero sí presta atención a que cuando termine su vida útil, los sustituyas por otros que sean más eficientes en el uso de la energía.

Para hacerlo más simple, puedes enfocarte en los más grandes:

  • Refrigerador
  • Calentador de agua (en este caso puedes usar uno solar)
  • Lavadora y secadora de ropa.

Por otro lado, en la iluminación artificial hay una forma muy fácil de mejorar la eficiencia de tu casa:

Usa focos LED.

Es cierto que pueden ser más caros, pero lo compensan con su inmenso tiempo de vida y con el bajo consumo energético.

Implementa energías renovables

Si ya aplicaste todo lo anterior y estás listo para el siguiente paso, la instalación de energías renovables te acercará mucho a lograr, cuando menos, una casa carbono neutral.

Como mencionamos en este post hay una gran variedad de energías renovables, pero la más popular (sobretodo en uso residencial) es sin duda la energía solar.

Puedes aprovechar al sol tanto para generar energía eléctrica como para calentar el agua que utilizas en tu casa. Su energía es muy versátil y existe en gran abundancia, así que no dejes pasar la oportunidad de utilizarla.

Beneficios de tener una casa sustentable

Al hablar de sustentabilidad siempre es necesario mencionar sus tres áreas: Sociedad, economía, y medio ambiente.

Una casa sustentable debe entonces otorgar beneficios en todos esos puntos. A continuación te menciono los principales.

Beneficios económicos

Para hacer que tu casa sea más sustentable seguramente tendrás que realizar ciertos gastos, pero no lo veas como algo malo.

De hecho, es una inversión a largo plazo.

Una casa sustentable gasta menos energía, cuida la salud de sus habitantes, y previene problemas estructurales ocasionados por la humedad y la exposición a los elementos.

Todo esto te ahorrará dinero y, con el tiempo, los beneficios económicos superarán la inversión que hiciste inicialmente.

Además, si tomas en cuenta el ciclo de vida de todos los materiales utilizados (como en el análisis de Cuna a Cuna), te darás cuenta que invertir en materiales de calidad significa que una casa sustentable durará más tiempo en buen estado.

Así que obtienes más beneficios por la misma cantidad de dinero. ¿No es eso genial?

Beneficios sociales

Estos se concentran principalmente en la salud humana.

Las casas que cuidan la calidad del aire y la temperatura a la que viven sus ocupantes crean menos problemas de salud causados por contaminantes y partículas en el ambiente.

Además, trabajar en ambientes cómodos mejora el estado de ánimo y la productividad de las personas.

Beneficios ambientales

Hay una infinidad de beneficios para el planeta.

Dependiendo qué técnicas utilices para hacer una casa sustentable, verás reflejado el impacto positivo en distintas áreas de la ecología.

En general, cualquier hogar verde genera menos basura, menos emisiones de carbono, y se integra de mejor forma a su entorno.

También gasta menos agua y consume menos energía, lo que puede parecer un poco desconectado del ambiente, pues tenemos la facilidad de abrir la llave o prender el interruptor y disfrutar los beneficios sin ver el proceso. 

Sin embargo, como regla general, entre menos recursos se utilicen para satisfacer nuestras necesidades, mejor.

En conclusión

Si has leído todo el post seguro que habrás encontrado al menos un dato de información que te resultará de utilidad.

Pero lo que te presentamos es únicamente la punta del iceberg. 

Esperamos que nuestro contenido haya despertado la chispa de curiosidad en ti, y te animes a buscar más de estas increíbles construcciones que cuidan tanto al ambiente como a las personas.

Son innumerables los beneficios que una casa sustentable tiene para ti, y como ahora sabes, no necesitas iniciar desde cero, sino que puedes transformar tu hogar para convertirlo en una vivienda verde, de la cual te puedas sentir orgulloso.

¡Comparte este artículo!