Energía eólica: Conoce el poder del viento

Energía eólica: Conoce el poder del viento

Llegó el momento de aprovechar el viento.

En posts anteriores hemos revisado cómo funcionan las energías solar y biomasa. Hoy quiero platicarte de una forma sencilla acerca de la energía que puede usarse gracias al viento: 

La energía eólica.

Usar el viento para generar energía es maravilloso porque es una energía limpia, renovable, y con un gran potencial alrededor del mundo.

La energía eólica ha crecido en el mundo de cien mil giga watts hora a ochocientos mil giga watts hora, en 10 años

Es por esto que alrededor del mundo se ha tenido un crecimiento acelerado, a partir del 2000.

Hablando particularmente de México, existe un gran potencial que aún no ha sido explotado al máximo.

De acuerdo con este reporte e la Agencia Internacional de Energías Renovables, México tiene el potencial para cada año generar 87 600 GWh de energía eólica. Toda esta energía equivale aproximadamente a 19 millones de hogares mexicanos con un consumo de electricidad intermedio.

Esta es una cantidad enorme de energía. Para que te des una idea de lo que representa, el INEGI informó que en 2018 había 34.7 millones de hogares en México.

Si se aprovecha todo este potencial, se podría proveer de energía limpia a la mitad de la población, únicamente utilizando el viento.

Así que, ¿Cuánto está generando actualmente?

Definitivamente menos que eso. La Agencia Internacional de Energía estimó que en 2018, se generaron en México 13 074 GWh de energía eólica. Es decir, apenas vamos en un 15% de la energía total que, teóricamente, podemos generar.

La energía eólica no ha crecido tanto en México. Apenas diez mil giga watts hora en los últimos diez años

Como puedes ver, tuvimos un inicio tardío en el crecimiento de energía eólica, pues si el resto del mundo ya empezaba a ver avances en el año 2000, nosotros apenas en 2007 tuvimos algún tipo de capacidad significativa.

La buena noticia, es que los resultados anteriores no están relacionados con los futuros, así que si nos ponemos en acción, y mantenemos una Actitud Verde, podemos aprovechar todo nuestro potencial.

Así sería posible lograr una transición energética a energías más limpias, evitando una catástrofe en 2030, la fecha límite para lograr un cambio.

Pero, si aún no conoces bien de qué va esto de la energía eólica, ¡sigue leyendo!

A continuación te explicamos qué es, cómo funciona, y los beneficios que esta energía trae para el mundo.

¿Qué es la energía del viento?

No hay otra forma de explicarlo: La energía eólica es la energía que podemos aprovechar del viento.

Si leíste nuestro post con toda la información básica que debes saber sobre energías renovables, sabrás que la energía eólica es originada gracias al sol (y si no lo has leído, te invitamos a hacerlo, está repleto de información).

El punto clave aquí, es que el viento se mueve. Entonces, como cualquier cuerpo en movimiento, tiene de forma natural una energía cinética.

Ésta es la que nos interesa, porque podemos capturarla y convertirla en algo más útil para nosotros: Electricidad.

Más abajo te explico de forma breve y sencilla cómo se logra esto.

Otro elemento que es imposible dejar de mencionar al hablar de la energía eólica, es que el viento es una fuente de energía limpia, renovable, y disponible en casi todo el mundo.

Pero esto no es todo.

La energía eólica también es más eficiente que otras formas de obtención de energía. Esto se debe a que la energía cinética del viento es transformada en energía mecánica, y luego en electricidad.

Una regla general en cuestión de eficiencia, es que siempre que se transforma un tipo de energía a otro, existen pérdidas.

Por esto es tan importante que la energía eólica obtenga electricidad de forma directa, contrario a, por ejemplo, una central termoeléctrica tradicional, donde primero queman un combustible, con el calor generado evaporan agua, y con este vapor mueven el generador, obteniendo así electricidad.

Como verás en la siguiente sección, los últimos tres pasos de estas centrales termoeléctricas son muy similares a la forma en que se aprovecha la energía del viento. Sin embargo, para llegar a este punto, ya hubo antes pérdidas de energía.

¿Cómo funciona la energía eólica?

El concepto general es muy simple: El viento mueve las palas del aerogenerador, el cual produce electricidad.

Es tan sencillo que la misma idea era utilizada incluso antes de que pudiéramos aprovechar la electricidad. Claro, en ese entonces, el aparato utilizado no se llamaba aerogenerador, sino molino de viento.

Los molinos aprovechan la energía del viento para distintas aplicaciones. Algunos ejemplos son:

  • Moler granos
  • Bombear agua
  • Cortar madera
  • Producir papel

Como puedes ver, la generación de electricidad es simplemente la última adición al repertorio de funciones que un molino de viento puede cumplir.

La razón por la que esta energía es tan versátil, es porque los seres humanos hemos inventado muchas formas distintas de aprovechar la rotación del eje de los molinos.

Pero la verdadera genialidad que hace funcionar a la energía eólica, es las aspas del aerogenerador (o del molino, dependiendo la aplicación).

Un día, alguien se dió cuenta que el viento sopla independientemente de las actividades humanas. Es energía gratuita.

El problema era, claramente, descubrir la forma de aprovecharla.

Esto se resolvió con el siguiente mecanismo:

  1. Se monta un eje giratorio a una altura considerable, de cara al viento.
  2. A este eje se le añaden unas palas cuya forma, naturalmente, aprovecha al viento. Cuando este sopla sobre ellas, genera una fuerza lateral y, como están conectadas al eje, toda la estructura gira.
  3. ¡Éxito! Ya se tiene un eje giratorio, y este tipo de movimiento es más fácil de transformar para aprovecharlo en aplicaciones especializadas.

Dicho de otra forma, la energía cinética del viento se convierte en energía mecánica (por el eje giratorio), la cual es usada para activar un generador que produce energía eléctrica.

Todo eso suena muy bien, pero no se toman en cuenta varios factores importantes.

Dos de estos son la altura del aerogenerador, y la velocidad del viento.

Normalmente, para un mismo sitio, entre más alto se localice el generador, encontrará una mayor velocidad de viento. Además, entre mayor sea esta velocidad, la energía eléctrica que potencialmente puede generarse, también es más grande, pues hay más energía disponible.

Así que realmente, la clave para tener una buena fuente de energía eólica, es estar en el lugar correcto.

Podemos encontrar viento en prácticamente todo el mundo, pero es más difícil encontrar sitios donde el viento sople consistentemente en la misma dirección, y a la velocidad necesaria.

Si te interesa saber más al respecto, te compartimos este manual sobre plantas eólicas.

Contiene muchísima información al respecto, así que si te gusta el tema, seguro que te servirá.

3 Beneficios de la energía eólica

1. Requiere poco espacio

Esto es al compararlo con otras fuentes de energía renovables, sobretodo con la más utilizada actualmente: La energía solar fotovoltaica.

Una sola turbina eólica, colocada en el lugar adecuado, puede generar lo equivalente a miles de paneles solares, ocupando una fracción del espacio.

Para ponerlo en contexto, cada turbina eólica suele tener una capacidad medidas en Megawatts (millones de watts). En comparación, los paneles solares de mayor capacidad no suelen ser mayores a los 500 watts.

2. Va de la mano con otro tipo de actividades

Como ya mencionamos anteriormente, la energía eólica no sirve únicamente para generar electricidad. 

De hecho, es común encontrarle aplicaciones en la industria agrícola, sobretodo en comunidades en vías de desarrollo, donde puede usar un molino de viento para bombear agua, o moler sus granos.

Pero incluso cuando se utilizan los aerogeneradores para producir energía eléctrica, estas tecnologías se complementan con las actividades del campo, pues una no estorba a la otra, y se puede utilizar el mismo espacio para cultivar o pastorear al ganado.

3. Genera riqueza y empleo

De acuerdo con este (otro) reporte de la Agencia Internacional de Energías Renovablesen 2017 la industria de la energía eólica proveía de empleo a 1.15 millones de personas alrededor del mundo.

Además, según la Asociación Mexicana de Energía Eólica, si México cumple con su objetivo de instalar 12 000 MW en 2020, se tendría un beneficio económico acumulato de 170 000 millones de pesos mexicanos, además de la creación de 45 000 nuevos empleos.

Resumen de datos importantes sobre la energía eólica

Generación de energía eólica en México y el mundo

Hoy, el 3% de la energía eléctrica mundial, proviene del viento, lo que equivale a 542 GW instalados en 2018. Se espera que para el año 2050, esta capacidad se incremente a 5 044 GW.

Es decir, en los próximos 30 años, la capacidad eólica incrementará 10 veces su tamaño actual.

En México, 15 de las 32 entidades federativas cuentan con alguna cantidad de energía eólica instalada. Según Forbes, los 5 estados líderes en el tema, son:

  1. Oaxaca [5 564 MW instalados]
  2. Tamaulipas [1 350 MW instalados]
  3. Coahuila [1 080 MW instalados]
  4. Nuevo León [642 MW instalados]
  5. Jalisco [399 MW instalados]

A continuación te compartimos un mapa con la capacidad eólica de cada estado, encontrado en el sitio Forbes México. 

Mapa con los sitios con mayor capacidad instalada de energía eólica en México

En conclusión...

La energía eólica es una herramienta más que los humanos tenemos a nuestra disposición para satisfacer nuestras necesidades energéticas sin acabarnos el mundo en el proceso.

Siendo el viento una energía ampliamente disponible, no contaminante, y de bajo impacto para el espacio donde se instalan los aerogeneradores, la energía eólica es un gran prospecto en la transición a energías limpias que estamos viviendo.

Obviamente, no es una solución milagrosa. 

La energía eólica cuenta con las mismas deficiencias que otras energías renovables: No es constante, y no se puede predecir con una exactitud del 100%. Esta es una situación que se debe mejorar, y todos podemos ser parte de la solución. 

Queda en nosotros volvernos impulsores del cambio.

Si quieres saber más sobre sus oportunidades de mejora, te invitamos a que revises nuestro post sobre energías renovablesdonde te platicamos al respecto.

Sin embargo, se puede afirmar que estas energías son un componente importante del futuro verde y sustentable al que muchas personas aspiramos, por lo que debemos de conocerlas.

¿Qué opinas? Déjanos un comentario aquí abajo, estaremos felices de leerte.

¡Comparte este artículo!