Pizza vegana – Prueba esta exquisita receta

Pizza vegana – Prueba esta exquisita receta

Mamma mia! Quanto è deliziosa la pizza vegana!

¿A poco no?

Oh, si no hablas italiano, creo que escribí que la pizza es deliciosa, pero si soy honesto, la fidelidad de esta traducción dependerá de las habilidades del traductor de google… 

Afortunadamente, no necesitamos saber otro idioma para entender a la pizza.

De hecho, para muchos, su sabor escapa comprensión. No buscan entenderla, solamente la aman.

Y, ¿Cómo no hacerlo? Su olor y sabor se combinan de forma perfecta, creando una experiencia increíble una, y otra, y otra vez.

La mejor parte de todo, es que es un platillo muy simple de hacer. Sí tomará un poco de tiempo, pero creo que estamos de acuerdo en que vale la pena.

¿Quieres saber cómo hacerlo en tu propia casa? Aquí abajo te contamos la mejor manera.

Siguiendo con la línea de recetas veganas que nos gusta compartir en Actitud Verde, a continuación te mostramos cómo puedes hacer tu propia pizza vegana.

¡Pruébala!

Datos generales

  • Preparación: 20 min
  • Cocinado: 20 min
  • Total: 40 min
  • 4 raciones
  • Calorías: 350 kcal por porción

Ingredientes para la masa

  • 2 cucharadas de levadura
  • 1 taza (250 ml) de agua caliente (no hirviendo)
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de azúcar granulado
  • 2.5 tazas de harina 
  • ½ cucharada de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de orégano seco
  • ½ cucharada de polvo de ajo

Guarniciones

  • Salsa de tomate sazonada
  • 1 pimiento en rodajas delgadas
  • ½ cebolla en rodajas delgadas
  • 3 champiñones cortados en tiras delgadas
  • 1 calabacín cortado en tiras delgadas
  • Aceitunas negras en rodajas
  • 4 dientes de ajo finamente picados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • Albahaca fresa
  • Queso parmesano vegano
  • Granos de chile secos

Cómo hacer pizza vegana

  1. En un bol, coloca el agua caliente y pon a hidratar la levadura. Agrega 1 cucharada de harina, y 1 cucharada de azúcar para ayudarla a que despierte. Mezcla todo en el agua.
  2. En otro recipiente mezcla 1 taza de harina, la sal, las hierbas, el ajo, y el aceite de oliva.
  3. Añade a este recipiente otras 3 cucharaditas de harina e intégrala.
  4. Con la mano amasa la mezcla por unos minutos hasta que se forme una masa suave y ligeramente pegajosa. Si es necesario, agrega otra cucharadita de harina hasta que deje de pegarse a tus manos.
  5. Reúne la masa en una bolita, y déjala reposar durante 15 minutos en un lugar caliente.
  6. Mientras reposa, prepara una bandeja para hornear, engrasa bien la superficie y espolvorea un poco de harina.
  7. Después de que haya reposado, embarra ½ cucharada de aceite sobre la masa. Vuelve a formar una bola y ponla sobre la bandeja para hornear.
  8. Usa un poco de harina para ayudarte a estirar la masa, formando un óvalo de aproximadamente 35 centímetros, hasta que alcance el grosor que quieres para la corteza de tu pizza. Procura mantener los bordes más gruesos que el centro, para que se forme una cuenca para la salsa de tomate.
  9. Precalienta el horno a 220 °C
  10. Expande la salsa de tomate sobre la corteza, y cúbrela con los vegetales ya cortados (pimiento, cebolla, calabacín, champiñón, aceitunas).
  11. Haz una mezcla con el ajo picado y una cucharada de aceite de oliva, además de sal y orégano. Espolvorea todo sobre la pizza.
  12. Agrega un poco de sal sobre los vegetales.
  13. Hornea la pizza entre 17 y 18 minutos, o hasta que la orilla se vea dorada.
  14. Cuando la saques del horno, espolvorea queso parmesano, albahaca, y los granos de chile seco.
  15. Córtala, sírvela, ¡Y disfruta!

¡Comparte este artículo!

Deja una respuesta